“LOS AROMAS DEL VINO” (I PARTE)

El sentido del olfato es quizá de todos los que poseemos el que más memoria tiene y por ello, está más unido a las emociones. Cuando aprendemos a reconocer los olores del vino, nos ayuda a conocerlos mejor, podemos descubrir sus orígenes e incluso asociarlos a emociones, y todo ello para tener un disfrute mucho mayor del mismo. DSCF0015

Para empezar a ser capaces de reconocer los aromas del vino, antes de nada necesitamos distinguir entre qué es un OLOR y qué es un AROMA en cuanto a vinos se refiere. Humedad, corcho… son olores y se convierten en impresiones negativas para nosotros, en cambio Aroma se denomina a todas las impresiones positivas durante una cata, por ejemplo, Vainilla, tomillo o manzana serían aromas,

Una vez que diferenciamos esto, tenemos que conocer los distintos tipos de aromas que existen, gracias a los cuales podemos conocer información sobre la variedad de uva con la que se ha elaborado el vino, el procedimiento utilizado en su elaboración o su edad, entre otras._MG_7121

El vino desarrolla determinadas sustancias aromáticas durante el proceso de elaboración, desde la viña hasta la crianza y, según la etapa en la que se encuentre, distinguimos 3 tipos de aromas:

  • AROMAS PRIMARIOS:

Son los aromas que dependen de la variedad de la uva, la zona de cultivo, la climatología y composición del suelo Son característicos de los vinos jóvenes, los aromas que nos proporcionan en nariz son florales ( flores blancas, rosa, romero, violeta…), vegetales ( laurel, pimiento, trufa, tomillo, boj, setas…), frutales (Fresas, grosella, Manzana, cítricos, almendra…), minerales (yodo, petróleo…) y especiados (pimienta, nuez moscada…).

flores blancas005

flores007

frutos Rojos006

 

 

 

 

 

 

 

  • AROMAS SECUNDARIOS:

Los aromas secundarios aparecen generálmente como consecuencia de la fermentación alcohólica y maloláctica. Estos aromas dependen de las levaduras usadas y de las condiciones que propician la fermentación, como  el aireado o la temperatura. Suelen ser aromas dulces y se encuentran entre ellos aromas de fermentación (levadura, miga de pan, pande de molde o galletas), los lácticos (leche, queso fresco o yogur) y los amílicos (Caramelo, platano, etc).

 

Sauvignon Blanc delantera

Moravio Rosado semidulce delantera

11 Tempranillo Crianza delantera

 

 

 

 

 

 

 

  • AROMAS TERCIARIOS:

los aromas terciarios, se conocen también como “bouquet” y  son aromas que  adquiridos durante la crianza del vino en barrica y su posterior maduración en la botella. En esta etapa se encuentran una gran complejidad de los aromas, que son los que transmiten al vino su toque más personal y su exquisitez, dando lugar a vinos únicos. Los aromas que encontramos aquí son florales-vegetales (setas, manzanilla, trufa), fruta de confitería (frutos rojos, albaricoques, higos, frutos secos…), balsámicos y amaderados ( regaliz, eucalipto, pino, madera, incienso, canela, ), animales- empireumáticos (cuero, almizcle) y de confitería (miel, coco, etc).

La pregunta que siempre nos hacemos al comenzar este aprendizaje es  ¿De dónde vienen exactamente los aromas del vino? Es tan sencillo como que vienen del suelo, el aire y el agua que se utilizan e intervienen en su elaboración. La tierra tiene multitud de compuestos aromáticos, pero el aire y el agua también contienen esencias de las plantas acumuladas a lo largo de cientos de años._MG_0295b

Los vinos también deben sus aromas a la composición química, pero el responsable de un aroma en particular no es un único compuesto químico, sino que puede ser el resultado de uno o  la combinación de varios compuestos.

La mejor forma para entrenar vuestro sentido del olfato os la explicaremos en una próxima entrada en nustro blog, “los Aromas del Vino II”