QUE NO SE TE ESCAPE NI UNA GOTA!!

¡¡Ya has vuelto a manchar la mesa con el #vino!!
Frase que nos dice nuestra madre/padre esposa/o, novia/o, cuando los que somos un desastre dejamos resbalar “esa gota incontrolada de #vino” que no tiene piedad con el mantel que hasta entonces tenía “un blanco inmaculado”._mg_0512b
_mg_0517b

 

 

 

 

 

 

 

 

Es muy fácil evitar la gota que se queda en el cuello de la botella después de servir el vino y habitualmente “chorrea dañina” Hay recogegotas de todos los tipos y formas. Sencillos, recargados, incluso de diseño, aunque con una simple goma de las que llevan tela absorbente (las de hacer coletas), es suficiente para evitar el cerco amoratado que deja la botella sobre la mesa y que tanto cuesta limpiar después.

_mg_8175bComo solución de emergencia si no disponemos de ningún recogegotas “en condiciones “podemos utilizar una servilleta de papel anudada al cuello de la botella, cumplirá su función, aunque “con un poco menos de Glamour”.