¿EN QUE COPA ME BEBO EL VINO?

copasExisten cientos de estilos diferentes de recipientes, vasos y copas  para beber vino. Cual es el mejor? Dependiendo del lugar y situación seguro que nos basta con un vaso o copa de cualquier tipo (quién no ha bebido vino en vasos de plástico y de una bota o de un porrón alguna vez…). Pero lo ideal es una #copa con una serie de características concretas para cada uno.

Hay infinidad de copas diseñadas para distintos tipos de #vino, Crianzas, jóvenes, blancos, etc. Para la mayoría de las personas que degustan y beben vino, saber unas cuantas características ideales de la copa puede hacer que la elección sea fácil. Aquí os presentamos unas cuantas pautas para ayudaros a escoger.

1.- Para los Tintos más complejos, selecciona una copa de vino con forma de globo para que este obtenga un mejor sabor y pueda desarrollar un bouquet completo. El vino necesita espacio para respirar y una forma cónica es la mejor para liberar el aroma.

2.- Para vinos jóvenes, blancos, rosados, usCopas Zooma una copa fina, transparente y lisa. Si la copa tiene grabados o colores, no podrás apreciar la apariencia del vino.

3.- Muchos enólogos recomiendan que una copa debe poder contener un cuarto de la botella de vino en aproximadamente un tercio a la mitad de la copa.

4.- Escoge copas con forma de flauta para los vinos espumosos y el champagne. Esta forma contribuye a que las burbujas permanezcan intactas por más tiempo y te garantizará un mejor sabor y aroma mientras bebes el vino espumoso.

5.-Para cuando acompañes la cena con vino, escoge copas de vino que sean ligeramente más grandes para que puedas servir cantidades suficientes y no tengas que servir constantemente, pero no olvides dejar suficiente espacio en la copa para que el vino respire.

6.- Compra las mejores copas de vino que puedas permitirte. La experiencia nos indica que beber vino es una experiencia donde influye hasta el cristal de las copas en las que se bebe. Lo mejor es  ver las copas que queremos en directo para realmente apreciar su claridad, tamaño y textura.

7.- Si no quieres darte una paliza a fregar y además ahorrar agua cada vez que tienes invitados a comer o cenar en casa, opta por las copas que puedan lavarse en el lavavajillas. Esto te ahorrará tiempo y esfuerzo. Las copas para tomar vino hechas de vidrio pueden lavarse en el lavavajillas y son fáciles de mantener.